viernes, 15 de enero de 2016

Test de Bechdel Y Otras Formas De Critica Mediática

Es un sistema para evaluar la brecha de género en películas, series, obras de teatro, cómics, etc... con tres simples preguntas:

¿En la película hay por lo menos dos personajes femeninos con nombre? ¿Hablan entre ellas? ¿Dicha conversación trata sobre algo más que hombres? 

Apareció por primera vez en 1985 en una tira cómica escrita por Alison Bechdel, en la que dos personas conversaban sobre la opción de entrar al cine a ver una película. Una de ellas comenta que éstas tienen que cumplir con las tres reglas antes mencionadas y revela decepcionada que la última que pudo ver fue Alien (1979), donde las dos mujeres hablaron acerca del monstruo, como una manera cómica de hacer evidente el problema de la falta tanto de presencia como calidad en los medios.

Fue el primer sistema que evaluaba de una manera muy sencilla, si dicho producto promovía la representación de las mujeres como sujetos, no objetos. Es importante mencionar que el reprobar la prueba no es un indicador de mala calidad, al igual que pasarlo no te exenta del sexismo. 

Lo importante del Test es que ha inspirado otras versiones, para hablar tanto del trato que se les da a las minorías en los medios, como el rol que tienen en las historias. A continuación, en listaré algunas de estas variantes que en conjunción nos dan un panorama de la realidad social y creo es una buena guía para empezar a cuestionar lo que se consume mediáticamente. 


El Test de Mako Mori, por usuarios de Tumblr, chalia en respuesta a spider-xan, la historia tiene:
Al menos un personaje femenino. Que tiene su propia narrativa. No relacionada con apoyar la narrativa masculina 

El Test de la Lámpara Sexy, por Kelly Sue Deconnick: 
¿Si remplazas a los personajes femeninos con una lámpara sexy, la historia continua funcionando? 

O su variante de "La Lámpara Sexy Con Un Post-It Pegado", para criticar a los personajes femeninos que sirven como fuente de información para personajes masculinos protagónicos y su valor es meramente estético/erótico. 
¿Tiene mujeres en refrigeradores, que son asesinadas durante la película o incapacitadas para conservarlas con vida?
El Test de Ellen Willis, originalmente diseñado para letras de música, pero también es relevante para otros medios: 
¿Si cambias el genero de los personajes, la historia tiene sentido? 
El Test De Tauriel, la historia tiene:
-Por lo menos a una mujer.-Que es buena en su trabajo*Y en caso de tener un interés amoroso, explícito o implícito, ¿deja todo para perseguir dicho interés? Si contestaste que sí, has fallado. 
El test de Finkbeiner, diseñado para artículos escritos acerca de mujeres pero es muy útil para analizar diálogos y la idea es que no hagas mención a: 
El hecho de que es mujer. El trabajo de su esposo. Alusión acerca del cuidado de sus hijos. Sobre como "nutre" a sus subordinados. Cómo la competencia en su campo le afectó. Cómo es un rol a seguir para otras mujeres. Si es la primera mujer en hacer o lograr algo. 

En resumen, si el género de la persona es más importante que sus logros en tu escritura o te hace tomar otra perspectiva, también fallaste.

Test Bechdel Racial por Alaya Dawn Johnson, la historia tiene:
Al menos dos personajes de color. Que hablan entre ellos. Sobre algún otro tema que personajes blancos. 
El test de Harris por Tami Winfrey Harris, la historia tiene:
Uno o más personajes de color.
Que hablan entre ellos.
No actúan en calidad de servicio
Y que son reflejo de su cultura e historia, pero no lo comunican a través de acciones estereotipadas?

La Regla de Deggans y su variante para minorías de género, sexo y romance:¿La narrativa cuenta con dos personajes no blancos en una historia que no es sobre raza? ó ¿La historia tiene minorías de genero, sexo y romance en su elenco, en una historia que no trata sobre sexualidad/genero/identidad o similar?

El test de Robert por Monica Roberts, la historia tiene:
Al menos dos personajes trans de color. 
Que hablan entre ellos. 
No son mostrados poniéndose maquillaje 
No son asesinados. 
No son el blanco de bromas degradantes. 
No son trabajadoras sexuales, drag queen/king. 
Retratan la complejidad de las vidas trans y reflexiva de se su cultura e historia. 
Y no se comunican a través de acciones estereotipadas o exageradas. 

El Test de Russo, por Vito Russo, la película contiene :
Un personaje que se identifica como lesbiana, gay, bisexual y / o transexual. 
Ese personaje no debe ser exclusiva o predominantemente definido por su orientación sexual o identidad de género. (es decir, que se componen de la misma clase de rasgos de carácter únicas comúnmente utilizados para diferenciar caracteres rectos el uno del otro). 
El personaje LGBTQ+ debe ser atado en la trama de tal manera que su eliminación tendría un efecto significativo. Lo que significa que no están allí para proporcionar simplemente colorido. 


La cuestión es qué papel juegan, si se reflejan sus complejas personalidades e interesantes vidas. Ningún sistema es perfecto, al igual que las películas, series, libros y diferentes obras, pero podemos acercarnos.