domingo, 17 de enero de 2016

DESNUDOS EN INSTAGRAM


Comentarios sobre el articulo "Damas, Por Favor Dejen De Hacer Esto En Instagram" escrito por Charles J. Orlando para Thought Catalog el 24 de octubre del 2014 y recientemente traducido por UPSOCL, se puede leer haciendo click aquí y el escrito original en inglés acá.

Debido a la polémica, el autor agregó el siguiente comentario:
"Esta publicación no anima a aleatorios mirones / acosadores / pedófilos para acechar o lastimar mujeres jóvenes. Yo no estoy "contribuyendo indirectamente a la cultura violación" (como un comentarista me acusó de hacer). Este post no es sobre los hombres que contemplan y babean por estas mujeres, se trata de las propias mujeres. SUS autoestimas (o falta de ella) de ser motivadas por las cosas equivocadas, y les ofrece una percepción singular de su valor. La belleza es grande, pero no debe ser la única fuente de su confianza en sí mismo."
El texto pertenece a un experto en relaciones y consejero matrimonial, escritor de una serie de libros llamada "El problema con las mujeres... Son los hombres", productor/conductor de televisión, también como confiesa en sus últimas líneas, padre de una mujer de 15 años.

¿Es demasiado pedir el evitar colectivamente decirle a las personas que hacer con sus cuerpos?, las redes sociales no son los únicos lugares en los que se puede buscar u obtener validación y posar con poca ropa no es la única manera de hacerlo. Pero por alguna extraña razón a nadie parece importarle lo suficiente para escribir un artículo cuando la falta de autoestima se esconde detrás de muros, de kilos de ropa, de reconocimientos u objetos materiales, al parecer tampoco cuando estas personas pertenecen al género masculino. 

Creer que cada fotografía tiene como fin la validación del autoestima es ridículo y aunque hay personas dependientes de su fama en línea, generalizar es peligroso. En la objetivación o cosificación sexual, es el observador quien convierte al sujeto visto en un instrumento de placer sexual u objeto de deseo, despojándolo de su humanidad, así que culpar a la persona observada sí contribuye a la cultura de violación.

Estando de acuerdo en que es la persona viendo la foto quien genera una percepción de valor, estamos hablando de un problema de percepción nublada por los prejuicios sexistas que hemos arrastrado por siglos. Dicha percepción que nos hacen asimilar los desnudos colgados en las paredes de museos como arte y lo que encontramos en Instagram como "abaratamiento", un "querer llamar la atención", "pérdida de dignidad" u otros juicios erróneos que hace el autor en el texto.
La realidad expresada en "pueden caminar por la calle, sentir las miradas y recibir los cumplidos sobre su belleza" normaliza la violencia que experimentan personas en su vida diaria, en y fuera de línea sin importar su género. 

Con nula o poca educación sexual de mala calidad aprendimos a experimentar nuestra sexualidad con culpa, a expresarnos en contra de lo que nos incomoda por ser diferente, a vernos a nosotros y a los demás como objetos en vez de sujetos, por lo que nos es tan fácil violentarnos en este mundo tan perdidamente hipersexualizado que abusa en escenarios virtuales de personajes-persona creados en las redes. 

"Mi consejo: Si quieres ser modelo, ¡HAZLO! Arma un book de fotografías profesionales, paga tus deudas, y logra tu sueño. Si no quieres ser modelo, entonces simplemente estás meneando tu trasero para el disfrute barato de alguien más, a la vez que pretendes que esto aumenta tu autoestima cuando recibes más comentarios en tus fotografías. Puedes ser lo que quieras ser, simplemente hazlo con dignidad. No vendas tu integridad y autoestima por el precio de “¡Haz un clic aquí si crees que mi trasero es bonito!”. Sólo atraerás al tipo equivocado de persona, y estás vendiendo a las mujeres en todas partes, incluyendo mi hija de 15 años de edad."
Esa última parte no se tradujo completa en UPSOCL, la original es más agresiva, pero es un buen resumen y aclarando que tanto la dignidad como la integridad de las personas no puede ser perdida. 

El tipo correcto de persona, es la que no te juzga, ni te considera menos o más por lo que hagas en la vida real o publiques en Internet, te respeta como ser humano independiente que toma sus propias decisiones y sólo espero que todos, incluyendo a su hija de 15 años puedan entender esa distinción, después de leer un articulo redactado por un tipo con una visión equivocada.

Las exhibiciones no son negativas, ni en Instagram, ni en cualquier otra red social, historias positivas desarrollando el tema de autoestima de una manera más exitosa, han sido ilustradas con imágenes de personas en la playa mostrando las imperfecciones que los hacen humanos.

Por otro lado, ¿Es tan difícil creer que el contenido compartido en redes sociales, tiene un propósito tanto social como personal dado que nuestros perfiles son una especie de diarios virtuales?

Otro punto en el que difieron con Charlie J. Orlando es el de "a ellos no les importas", tal vez porque crecí interactuando con personas en foros de Harry Potter y conectando con personas que nunca conocí pero las pequeñas o grandes comunidades en diversas plataformas nos prueban que sí son posibles esas conexiones. 

Nunca nos hemos preocupado por temas de salud mental pero para que estos mensajes de imagen corporal positiva puedan llegar a más personas, tenemos que ayudar a cambiar la manera en la que pensamos, desmantelando prejuicio por prejuicio, destruyendo mitos con educación, ¿Ustedes qué piensan?